BIENVENIDOS

En España el respeto es revolucionario. Fernando de los Ríos.

Buscar en este blog

LOS DERECHOS POLÍTICOS DE LA MUJER EN LA PRENSA REPUBLICANA (1870).

“DERECHOS POLÍTICOS DE LA MUJER.

Todas las preocupaciones caen.

La mujer se emancipa.

No sólo muchas adquieren grados académicos, sino derechos políticos.

Esta gran gloria estaba reservada al gran país que ha dado derechos al negro...

¿Qué lugar ocupa la mujer en la sociedad, y especialmente en España?

¿Por qué no ha de disfrutar los mismos derechos civiles que los hombres?

¿Por qué no ha de gozar de libertad?

¡La mujer! Fuente de amor y de ternura, en que nuestra rutina injusta e insensata sólo ve un objeto de voluptuosidad; ¿por qué no ha de obtener un puesto en las tribunas de la ciencia, de las artes y de la política?

¿Por qué ha de vivir olvidada, oscurecida y condenada a un perpetuo aislamiento?

A la mujer no puede negársele el talento; no puede negársele una imaginación privilegiada; no puede negársele, en fin, el desarrollo de sus facultades intelectuales, y, por consiguiente, es tan digna de ocupar elevados puestos en la sociedad, y tan capaz de desempeñarlos, como el hombre más experto. Pero el denso velo del oscurantismo, de las viejas tradiciones, del lamentable atraso en que nuestra civilización se ha encontrado hasta hoy, la ha tenido relegada al olvido; la ha encerrado en el oscuro recinto de la ignorancia, porque así convenía al egoísmo del hombre dominante.

Pero ya es tiempo. La sociedad camina a su progreso. La sociedad se mueve, y el oscurantismo y la ignorancia desaparecen ante el sol de la civilización.

Por eso en la nación del progreso, en la culta Inglaterra, que lleva en muchas cosas dos siglos de ventaja a las demás naciones europeas, se alzó ya una Mill a reclamar los derechos que el hombre usurpó a la mujer, de esos derechos que la poderosa naturaleza le concediera con la vida, al crearla un ser racional y libre.

Por eso en Wyoming, en los Estados-Unidos, tienen ya el derecho de votar; por eso forman parte del jurado, y por eso, en fin, hemos de verlas algún día ir a depositar con sus delicadas manos en las urnas de los sufragios el voto de su conciencia..."

FUENTE: La Igualdad, número correspondiente al 1 de julio de 1870 (aunque en el periódico se indique por error 31 de junio). 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...