BIENVENIDOS

En España el respeto es revolucionario. Fernando de los Ríos.

Buscar en este blog

21-22. TEXTOS SOBRE EL PROBLEMA RELIGIOSO EN LA II REPÚBLICA.


21. POSICIÓN DE LA IGLESIA. BOLETÍN ECLESIÁSTICO DE TARRAGONA.

IDENTIFICACIÓN, CLASIFICACIÓN Y NATURALEZA

- Naturaleza: Narrativo - Circunstancial.
- Temática: Socio-religiosa.
- Fuente: Primaria
- Autor: Obispo de Tarragona o responsable del Boletín eclesiástico de la provincia.
- Destinario: Público.


22. MANUEL AZAÑA: EL PROBLEMA RELIGIOSO.


IDENTIFICACIÓN, CLASIFICACIÓN Y NATURALEZA

- Naturaleza: Narrativo - Circunstancial. Discurso parlamentario.
- Temática: Socio-religiosa - Política
- Fuente: Primaria
- Autor: Individual (Manuel Azaña)
- Destinario: Público

CONTEXTO HISTÓRICO

- Antecedentes: situación de privilegio otorgada a la Iglesia desde la conformación del bloque de poder de la Década Moderada: Presupuesto de culto y clero, control educación y definición del catolicismo como religión de estado (Constitución de 1876). Por otro lado, incidentes anticlericales de carácter social: Semana Trágica.
- Momento histórico: La II República con especial atención al gobierno provisional y al bienio social-azañista. Problema religioso.
* Antes de la Constitución.
A) Dos planos: el Vaticano pide esperar hasta la Constitución pero la Conferencia Episcopal española no pueden esperar: el Cardenal Segura realiza un recuerdo a la gratitud de Alfonso XIII, piadoso católico que consagro a España al Sagrado Corazón de Jesús (1 de mayo). El gobierno pide su sustitución, los obispos en curia le apoyan. El 11 de mayo se produce una quema de conventos bajo la consiga “la justicia del pueblo por ladrones” tras la provocación de los monárquicos días antes, en todo caso fue enigmática una realización tan sincronizada. Se producen muestras de anticlericalismo que se combina con la cuestión social: Iglesia parte fundamental del Bloque de Poder. Monopolio de las ideas y creencias: púlpito y escuela irrenunciable mecanismo de control social al servicio del “orden”. Partida del Presupuesto (Culto y Clero) desde el Concordato de 1851. Rápidamente movilización a sus “bases”: gentes de orden: terratenientes y medianos propietarios.
B) Pérdida del control de la escuela con las reformas republicanas.
* Durante la elaboración: artículo 26 y 27.
Artículos 26 y 27: separación Iglesia-Estado sin problemas pero al tocar el bolsillo (presupuesto de culto y clero) y el control ideológico (enseñanza) los católicos se quejan.
- La expulsión de los jesuitas por su voto de obediencia al Papa provoca el fracaso de un posible pacto (F. de los Ríos y Azaña) pero termina siendo imposible, ruptura con el Vaticano.
- Los católicos de Acción Nacional, los Agrarios y los Vasconavarros abandonan el Congreso, M. Maura y Alcalá Zamora salen del gobierno, 14 octubre Azaña se convierte en jefe del Gobierno. Finalmente se pone a Alcalá Zamora de presidente de la República y la cosa se calma.
- El voto femenino encuentra la oposición de la Iglesia.
* Después de la Constitución.

- 1932: matrimonio civil, reconocimiento de hijos ilegítimos, secularización de los cementerios, Ley del Divorcio, las mujeres votan, se casan y se divorcian libremente.

- Creación de organizaciones de carácter católico, destaca la CEDA.

- A Dios rogando y con el mazo dando: apoyo y legitimación al golpe de Estado. La guerra civil como Cruzada.  

IDEAS DEL TEXTO
- Crítica al carácter supuestamente sectario de la Constitución de 1931.
- Resaltar el papel de la iglesia en la moral de la sociedad española.
- Se omite la problemática real: pérdida del presupuesto y de parte de la educación.
IDEAS DEL TEXTO

- Separación Iglesia - Estado
- Reivindicar un Estado al margen de la religión, ya que ésta está en el ámbito de lo privado y personal (Voltaire y el deismo).
- Europa ha dejado de ir de mano del catolicismo.

20. CONSTITUCIÓN DE 1931.



“Art. 1. España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en régimen de Libertad y Justicia. Los poderes de todos sus órganos emanan del pueblo. La República constituye un Estado integral, compatible con la autonomía de los Municipios y las Regiones. La bandera de la República española es roja, amarilla y morada.
Art. 2. Todos los españoles son iguales ante la ley.
Art. 3. El Estado español no tiene religión oficial.
Art. 4. El castellano es el idioma oficial de la República. Todo español tiene obligación de saberlo y el derecho de usarlo, sin perjuicio de los derechos que las leyes del Estado reconozcan a las lenguas de las provincias o regiones […]
Art. 25. No podrán ser fundamento de privilegio jurídico: la naturaleza, la filiación, el sexo, la clase social, la riqueza, las ideas políticas ni las creencias religiosas. El Estado no reconoce distinciones y títulos nobiliarios […]
Art. 67. El Presidente de la República es el Jefe del Estado y personifica a la Nación […]


CLASIFICACIÓN DEL TEXTO. 

Selección del articulado de la Constitución de la Segunda República, elaborada en el Parlamento elegido en junio de 1931, cuya primera tarea fue la redacción de la Constitución que quedó aprobada a finales de año. Es una fuente primaria de naturaleza político-jurídica, esencial para el conocimiento de la historia política en España. Documento, por tanto, público promulgado como Ley Suprema del Estado. 

En las elecciones municipales celebradas en abril de 1931, la victoria electoral de las candidaturas republicanas en las ciudades trajo consigo la caída de la monarquía. El cambio de régimen se realizó sin derramamiento de sangre el 14 de abril de 1931, tras la proclamación de la República en Madrid, Barcelona y otras capitales españolas. Las elecciones para Cortes Constituyentes se celebraron a finales de junio con una alta participación. Obtuvo una aplastante mayoría la conjunción republicano-socialista en casi todas las provincias. La redacción de una nueva Constitución fue la primera tarea que se impusieron los diputados. Manuel Azaña, como jefe de Gobierno, fue una figura decisiva en los debates. 

IDEAS PRINCIPALES. 

En esta selección encontramos algunos de los artículos más significativos del texto constitucional que recogen principios básicos del nuevo régimen. 
- Una definición de la nación española radicalmente popular y democrática basada en los principios del trabajo, la libertad y la justicia (art. 1) y la definición unitaria del Estado español, aún reconociendo la autonomía de municipios y regiones. 
- Igualdad de los ciudadanos ante la Ley (art. 2). 
- Oficialidad del castellano como idioma oficial y reconocimiento de lenguas particulares y «regionales» (art. 6). 
- Pacifismo en las relaciones internacionales (art. 6). 
- Derecho a la autonomía como forma de descentralización política y administrativa del Estado (art. 11).
- Laicismo del Estado (art. 3) y libertad religiosa (art. 27). 
- Función social de la riqueza y la propiedad que deben estar subordinadas al interés nacional común (art. 44). 
- Poder legislativo radicado en las Cortes (art. 51), elegidas por sufragio universal (art. 52). 

Los artículos citados expresan estos derechos y libertades sin ningún tipo de limitaciones ni concesiones a actitudes conservadoras. Resulta difícil fijar una idea como principal, ya que todas mantienen una coherencia básica en tomo al principio de democratización radical del Estado al reconocer los principios básicos de la tradición democrática y republicana.  Si acaso, el artículo 1 parece ser el que declara con mayor amplitud los principios de la nueva sociedad española. Todos los demás recogen aspectos esenciales y relacionados -pero no secundarios- del Estado democrático. 

CONTEXTO HISTÓRICO. 

1. GOBIERNO PROVISIONAL Y CONSTITUCIÓN DE 1931.

En la dictadura de Primo de Rivera, la oposición se organizó mediante el Pacto de San Sebastián (1930), reuniendo a republicanos, catalanistas, constitucionalistas y PSOE. En las elecciones del 12 de abril de 1931, aunque los monárquicos obtuvieron mayor número de diputados, los republicanos triunfaron en las capitales de provincia. El día 13, miles de personas en Eibar, Madrid, Valencia, Barcelona, etc, salen a la calle a la voz de ¡Viva la República! El día 14 se proclama la II República y ese mismo día Alfonso XIII se desplaza de Madrid a Cartagena para embarcar hacia el destierro.
1.1. El Gobierno Provisional (Abril-Diciembre 1931)
Entre abril y noviembre de 1931, la República fue dirigida por la Centro-Izquierda, es decir, por los firmantes del Pacto de San Sebastián. Se trataron numerosos problemas:
- Problema agrario y laboral. Se pospuso la reforma agraria hasta su aprobación por Cortes. No obstante, Largo Caballero promulgó una serie de decretos: aumento de salarios, jornada de ocho horas, jurados mixtos en caso de conflicto, Decreto de Términos Municipales, Decreto de Laboreo Forzoso y aparición de la FNNT.
- Reformas militares de Azaña. Los problemas crónicos del ejército (excesiva oficialidad, intervencionismo político, africanismo) llevan a Azaña a realizar varias reformas: opción a Generales y Oficiales de retirarse con el sueldo integro, reducción de las 16 divisiones del ejército a 8 y supresión de los cargos de Capitán General y Teniente General.
- Problema religioso. Dos sucesos enturbiaron la relación Iglesia-Estado: la pastoral del Cardenal Segura elogiando al Rey  y la quema de conventos en Madrid, Sevilla y Málaga.
- Política cultural y de enseñanza. Para combatir el 32 % de analfabetos, Marcelino Domingo mandó construir 7000 escuelas. El nuevo modelo educativo, con Fernando de los Ríos al frente, estableció un sistema unificado, público y gratuito, que garantizaba la igualdad de oportunidades, la coeducación y el laicismo. Asimismo, se crearon bibliotecas y se socializó la cultura gracias a las Misiones Pedagógicas. Estas medidas molestaron a la Iglesia, principal responsable de la educación hasta el momento.
1.3. Elecciones a Cortes Constituyentes. Constitución de 1931.
La centro-izquierda triunfa en las elecciones del 28 de junio de 1931. La derecha, al presentarse desorganizada, pasó a ser minoritaria. Luis Jiménez de Asúa redactó la nueva Constitución (influida por la República de Weimar) aprobada el 9 de diciembre de 1931:
- Principios constitucionales. Establece la soberanía popular y una República Democrática inspirada en la libertad y la justicia como forma de Gobierno. Promulga una democracia representativa con sufragio universal desde los 23 años, incluidas mujeres, el laicismo del Estado, y un incipiente Estado Social. La forma de Estado es un Estado integral compatible con autonomías y regiones.
- Organización de poderes. El poder se distribuye en un Presidente de la República, un Jefe de Gobierno y unas Cortes unicamerales, donde pueden acceder todos los varones y mujeres mayores de 23 años. Se crea un Tribunal de Garantías Constitucionales.
- Organización territorial del Estado. Municipios, provincias y regiones autónomas.
- Cuestiones polémicas. Por una parte, la Constitución republicana reconocía la propiedad privada. Por otra parte, los artículos 26 y 27 recogían la aconfesionalidad del Estado. Ello provocó la dimisión de los católicos Alcalá Zamora y Maura. Para tranquilizar a la opinión pública, Alcalá Zamora fue elegido Presidente de la República.
1.4. Las repercusiones de la crisis económicas de 1929
Aunque la agricultura  y la industria de consumo presentaron un crecimiento positivo, el “crack de 1929” provocó algunos problemas inmediatos en España, entre ellos: el descenso de la inversión, la contracción del comercio exterior, el descenso de la producción industrial, el aumento del paro y la brusca disminución de la emigración.
Desde el punto de vista político, se produjo un avance del fascismo.

2.  BIENIO REPUBLICANO-AZAÑISTA (DIC. 1931-NOV. 1933)

2.1. La política del Bienio
A lo largo de estos casi dos años, Manuel Azaña presidirá dos gobiernos de coalición republicano-socialista. Continuará las reformas en la línea del Gobierno Provisional:
- Reforma agraria. Se pretende resolver las desigualdades sociales provocadas desde el siglo XIX por la injusta distribución de la tierra tras las desamortizaciones. A pesar de la oposición de derecha y radicales, Azaña aprobó la Ley de Reforma Agraria: acaba con el latifundio, la explotación podría ser a título individual o colectivo y preveía la expropiación de los grandes propietarios mediante pago de una indemnización y las de la grandeza de España sin indemnización. Para llevarla a cabo se creó el Instituto de Reforma Agraria (IRA), pero sus resultados fueron lentos debido a la escasa financiación del Banco Nacional Agrario y la excesiva burocratización. Para el campesinado, la II República fue una gran esperanza.
- Estatutos de Autonomía. En Cataluña se aprobó un Estatuto de Autonomía (1932). Así, Cataluña cuenta con un gobierno propio (Generalitat) y un Parlamento, presidido por Lluis Companys. Se ocuparían de asuntos referentes a cultura, administración civil, obras públicas y comunicaciones, mientras que el resto de competencias le correspondía al Estado Español. Por su parte, ni País Vasco ni Galicia consiguen que se apruebe el estatuto en todas sus provincias.
- Política cultural. El ritmo de construcción de escuelas se frenó por problemas económicos y surge un problema de escolarización, al contar la Iglesia con 35000 aulas.
- Relaciones Iglesia- Estado. La supresión de la Compañía de Jesús y la implantación del matrimonio civil y el divorcio agriaron las relaciones Iglesia-Estado.
2.2. Oposición y problema del bienio
Por una parte, las fuerzas derechistas se reagrupan. El general Sanjurjo encabezó un golpe de Estado en agosto de 1932 (Sanjurjada) en Sevilla, que fracasó. Sanjurjo fue detenido y condenado y la derecha optó por formar coaliciones electorales:
- CEDA: liderada por Gil Robles, fue un partido católico y conservador. Se inspiraba en la doctrina social de la Iglesia y contó con un fuerte arraigo entre el campesiando, clases medias y monárquicos. Sus Juventudes de Acción Popular (JAP), de actitud pro-fascista, actuaban bajo los pilares de la religión, familia, orden, propiedad y autoritarismo.
- Falange Española de las JONS. Formada en 1934 por la fusión de las JONS (a su vez fusión de “La conquista del Estado” de Ledesma y las Juntas Castellanas de Actuación Hispánica de Onésimo Redondo) y la Falange Española (FE) de José Antonio Primo de Rivera. Se declaraba enemiga de los partidos políticos, del parlamentarismo, de la lucha de clases y afirmaba no ser ni de derechas ni de izquierdas. Propugnaba por la sindicación vertical de las fuerzas productivas y la reforma agraria (Programa 27 puntos).
En cuanto a la CNT, salvo la facción partidaria del sindicalismo apolítico de Ángel Pestaña, triunfó la línea insurreccional (FAI). La FAI era contraria a la UGT (negociadora con el régimen republicano) y se enfrentó al Gobierno para atraerse a los obreros ugetistas descontentos por la lenta reforma agraria.  Los anarquistas proclamaron el comunismo libertario en varias comarcas, produciéndose los incidentes más graves en Castilblanco (dic. 1931), Arnedo (enero, 1932) y Casas Viejas (enero 1933). La oposición parlamentaria, dirigida por Lerroux, también acosó al Gobierno.
2.3. Fin del Bienio Social-Azañista
Ante el malestar general, el gobierno de Azaña dimitió en septiembre de 1933. Alcalá Zamora disolvió las Cortes y convocó elecciones el 19 de noviembre de 1933, ganando los partidos de derecha y centro. Los motivos que explican la derrota electoral son:
- Mientras que las derechas fueron unidas a las urnas, las izquierdas no lo hicieron.
- El abstencionismo propugnado por la CNT restó votos a las izquierdas.
- El peso del voto femenino debió inclinarse por los partidos de centro y derecha.

6. LA DESAMORTIZACIÓN DE MENDIZABAL.

6. LA DESAMORTIZACIÓN DE MENDIZABAL.

Exposición de D. Juan Álvarez de Mendizábal a S. M. La reina Gobernadora:

IDENTIFICACIÓN, CLASIFICACIÓN Y NATURALEZA

Naturaleza: Histórico. Jurídico - legal.
Temática: socio-económica
Fuente: primaria-
Autor: Juan Álvarez Mendizábal
Destinario: Público

CONTEXTO HISTÓRICO

- Regencias de María Cristina y Espartero.
- Gobiernos progresistas 1835-1837.
- Primera guerra carlista.

IDEAS DEL TEXTO

Exposición de motivos para acometer la venta de bienes desamortizados:
-Paliar la deuda nacional. Amortización.
-Estrechar vínculos entre los propietarios (burguesía) y el   régimen liberal en alianza frente al Carlismo. “Copiosa         familia”
-Incrementar la producción en las tierras sin cultivar.
- Expropiación y venta de bienes de comunidades religiosas suprimidas el año anterior.

Señora: vender la masa de bienes que han venido a ser propiedad de la nación no es tan sólo una promesa solemne y dar una garantía positiva a la Deuda Nacional por medio de una amortización exactamente igual al producto de las rentas; es abrir una fuente abundantísima de felicidad publica; vivificar una riqueza muerta; desobstruir los canales de la industria y de la circulación; apegar al país por el amor natural y vehementemente a todo lo propio; ensanchar la patria, crear nuevos y firmes vínculos que liguen a ella; es, en fin, identificar con el trono excelso de Isabel II, símbolo del orden y de la libertad. No es, Señora, ni una (tría) especulación mercantil, ni una mera operación de crédito (…) es un elemento de animación, de vida y de ventura para España. Es si puedo explicarme así, el complemento de su resurrección política.

El decreto que voy a tenerla honra de someter a la augusta aprobación de V M. sobre la venta de esos bienes adquiridos ya por la nación, así como en su resultado material, ha de producir el beneficio de minorar la fuerte suma de la Deuda Pública, es menester que en su tendencia, en su objeto y aun en los medios por donde aspire a aquel resultado, se enlace, se encadene, se funde en la alta idea de crear una copiosa familia de propietarios cuyos goces y cuya existencia se apoye principalmente en el triunfo completo de nuestras actuales instituciones.

Art. 1. Quedan declarados en venta desde ahora todos los bienes raíces de cualquier clase que hubiesen pertenecido a las comunidades y corporaciones religiosas extinguidas, y los de los que hayan sido adjudicados a la nación por cualquier título o motivo, y también todos los que en adelante lo fueren desde el acto de su adjudicación.
Art. 2. Se exceptúan de esta medida general los edificios que el gobierno destine para el servicio público o para conservar monumentos de las artes o para honrar la memoria de hazañas nacionales (...)

Real Decreto de 19 de febrero de 1836. JUAN ÁLVAREZ MENDIZÁBAL,


1.1 Clasificación.

Fragmentos del Decreto redactado por Mendizábal, ministro en esas fechas (febrero de 1836) del gobierno progresista de José M.a Calatrava, firmado por María Cristina como regente. Se ponen a pública subasta un conjunto de bienes inmuebles que han sido desvinculados y expropiados por el Estado a las órdenes religiosas y conventos disueltos el año anterior. Es un documento jurídico, por tanto, de naturaleza económico-social que constituye una fuente primaria para el conocimiento de uno de los aspectos fundamentales de la revolución burguesa en España, la desamortización y transformación de la propiedad. 

Para lograr el establecimiento del nuevo régimen liberal en 1836, era condición necesaria ganar la guerra carlista que en ese momento resultaba incierta, pero este objetivo no podría realizarse sin dinero o sin crédito. A su vez, para poder fortalecer la credibilidad del Estado ante futuras peticiones de crédito a instituciones extranjeras era preciso eliminar, o por lo menos disminuir, la Deuda Pública hasta entonces contraída o, de otro modo, pagar a los acreedores. Se recurrió a esos bienes eclesiásticos como medio de pago. 

1.2 Ideas principales.  

En el texto localizamos los siguientes conceptos esenciales: 
- Una justificación del interés nacional de poner a la venta «la masa de bienes» que han sido anteriormente declarados «bienes nacionales». El fin prioritario es sanear la Hacienda Pública, fuertemente endeudada, entregando a cambio de los títulos de deuda esos bienes. - En segundo lugar, al convertir esos bienes inmuebles -sobre todo la tierra- en propiedad privada y plena, se abriría un proceso de creación de riqueza, evitando «un detrimento de la riqueza nacional» que se daría de no pasar a manos privadas.
 - En la parte dispositiva se decreta la venta de todos los «bienes nacionales» expropiados a los conventos disueltos; se exceptúan algunos por su valor artístico o utilidad pública oficial que determinará el Estado. 

1.3. Contexto histórico. Antecedentes, desarrollo y consecuencias de la desamortización. 

Los políticos ilustrados del siglo XVIII se habían preocupado por modernizar la agricultura. Sin embargo no consiguieron su objetivo, porque la mayor parte de la tierra pertenecía a la nobleza y la Iglesia. El carácter rentista y poco emprendedor de estos propietarios constituía un freno que impedía que en España se produjera un avance económico similar al de otros países europeos. 

1.3.1. El problema de la propiedad de la tierra 

Para que el campo fuera más rentable era necesario que los propietarios invirtiesen en maquinaria o en abonos y, sobre todo, que intentasen obtener mayores rendimientos, por ejemplo introduciendo nuevos cultivos o con la búsqueda de mercados para comercializar los productos. Pero había muy pocos propietarios con estas inquietudes.  Los nobles y los clérigos vivían de las rentas que les proporcionaban el campo y casi nunca se dedicaban a una actividad productiva. Sus tierras eran cultivadas por arrendatarios y los contratos de alquiler de las tierras eran muy antiguos. Generalmente, estos arrendatarios se quedaban una parte de las cosechas para subsistir y entregaban el resto al propietario, además de pagar varios impuestos al Estado, tributos a los señores o a la Iglesia local (diezmos). 

Además, muchas hectáreas de tierra, llamadas tierras comunales, eran propiedad de los municipios y a menudo permanecían sin cultivar o estaban mal cultivadas. En las tierras comunales los habitantes de los pueblos obtenían recursos, frutos, pastos, leña, etc., que ayudaban a su subsistencia. Las tierras de la Iglesia y las de los municipios se denominaban propiedades de manos muertas, ya que, como no se podían poner a la venta, no había posibilidad de que cambiaran de manos. Lo mismo ocurría con las propiedades vinculadas a casas nobiliarias por mayorazgo. La tierra, principal medio de producción, no podía ser usada como un bien libre, estaba fuera del mercado y no podía ser capitalizada para aumentar su productividad. En estas condiciones, a comienzos del siglo XIX el progreso de la agricultura española, al contrario de lo que sucedía en Europa, resultaba imposible. 

1.3.2. El cambio en la propiedad de la tierra: las desamortizaciones.

La desamortización fue un hecho fundamental en el proceso de la Revolución Burguesa. Significó un cambio esencial en el sistema de propiedad y tenencia de la tierra. En España se produjo de manera discontinua. Se dieron varias desamortizaciones: la del ministro de Carlos IV Godoy (1798), la de la guerra de Independencia, la del Trienio Liberal (1820-1823); pero las más importantes fueron la de Mendizábal (1836-1851) y la de Pascual Madoz (1855-1924). 

El primer paso era la promulgación de leyes para desvincular los bienes de la nobleza y desamortizar los bienes eclesiásticos y municipales. Con ello se conseguía sacar al mercado libre, para que fueran objeto de compra y venta, bienes que el Antiguo Régimen mantenía al margen del mismo. Simultáneamente se abolieron los señoríos y los mayorazgos. 

El proceso suponía dos momentos bien diferenciados: primero, la incautación por parte del Estado de esos bienes, por lo que dejaban de ser de «manos muertas» (o de estar fuera del mercado) para convertirse en «bienes nacionales»; y segundo, la puesta en venta, mediante pública subasta, de los mismos; el producto de lo obtenido lo aplicaría el Estado a sus necesidades, principalmente a amortizar la Deuda Pública. 

La Desamortización de Mendizábal fue promulgada en 1836 y en medio de la guerra civil con los carlistas, puso en venta todos los bienes del clero regular (frailes y monjas). De esta forma quedaron en manos del Estado y se subastaron no solamente tierras sino casas, monasterios y conventos con todos sus enseres. Al año siguiente, 1837, otra ley amplió la acción al sacar a la venta los del clero secular. En 1855 el ministro de Hacienda, Pascual Madoz, también progresista, sacó a la luz su Ley de Desamortización General. Se llamaba «General» porque se ponían en venta todos los bienes de propiedad colectiva: los de eclesiásticos que no habían sido vendidos en la etapa anterior, y los propios de los pueblos (eran llamados bienes de «propios» aquellos que proporcionaban, por estar arrendados, una renta al Concejo, en tanto que los «comunes» eran los que no proporcionaban renta y eran utilizados por los vecinos del lugar). Fue la desamortización más larga en el tiempo y no concluyó hasta 1924. El procedimiento utilizado para las ventas fue una copia del de Mendizábal. Pero hubo algunas diferencias: el dinero obtenido fue dedicado en parte a financiar la industrialización del país y a la expansión del ferrocarril. Por otra parte, el Estado no era el propietario de los bienes sino los ayuntamientos. Aquel percibiría el importe de las ventas en nombre de estos y lo transformaría en títulos de deuda; lo que significaba que el Estado custodiaba los fondos de los ayuntamientos y los utilizaba para el bien de todos. 

1.3.3. Las consecuencias de las desamortizaciones. 

a) Cambios sociales.
 
Los compradores fueron sobre todo aristócratas terratenientes y clérigos seculares, que aún engrosaron más su patrimonio rústico, o comerciantes e industriales, una burguesía compradora que se hizo terrateniente y veía en la tierra un signo de prestigio y de estabilidad económica. Muchos latifundios actuales datan de esta época. Fueron vendidas tres quintas partes de las propiedades de la Iglesia. Otra consecuencia fue el deterioro económico que supuso para muchos agricultores, ya que perdieron los derechos de uso de los bienes comunales. En muchas zonas gran número de campesinos, expulsados de los nuevos latifundios, pasaron a ser jornaleros sin tierra, proletariado agrícola, que a mediados de siglo superaba los dos millones de personas, la mitad de los asalariados españoles. Cambios en los modos de explotación de la tierra en cerca de un 50 % de la tierra cultivable. Esto trajo consigo una expansión de cultivos y una agricultura más productiva. Hubo una ampliación importante de la superficie cultivada dedicada a los cereales y, en algunas zonas de la periferia, la expansión del cultivo de la patata y del trigo. 

b) Consecuencias culturales.

La desamortización produjo una gran pérdida y expolio de bienes culturales de los antiguos monasterios sobre todo. Muchas obras arquitectónicas se arruinarían y bienes muebles (pinturas, bibliotecas, enseres) fueron vendidos a precios irrisorios y, en gran parte, salieron hacia otros países. Todo ello, a pesar de que en 1840 se habían establecido unas comisiones provinciales encargadas de catalogar y custodiar esos bienes. 

Otras medidas de la revolución liberal que afectaron a la estructura de la propiedad y la tenencia de la tierra fueron la supresión definitiva de la Mesta (1836) y la abolición de los señoríos y el diezmo (1837). 

TWITTER. HILO SOBRE EL SISTEMA DE LA RESTAURACIÓN 1874-1902

Las reivindicaciones de los comuneros

El reino está alterado, el rey desacatado, el pueblo levantado. Si vosotros [los comuneros] queréis olvidar algo de vuestro enojo y los gobernadores perder algo de su derecho, yo lo doy todo por acabado, porque en las guerras civiles más pelean los hombres por la opinión que toman que por la razón que tienen (...) y porque no parezca que los gobernadores no desean el bien del reino, quiero ahora aquí mostrar lo que quieren hacer. 
Lo primero que prometen es que nunca que salga Su Majestad del reino se pondrá gobernador en Castilla que no sea castellano (...) Que todas Las dignidades, tenencias y oficios del reino se darán a naturales y no a extranjeros. Que las rentas reales se encabezarán en un honesto arrendamiento, de manera que las ciudades ganen bien y la Corona real no pierda mucho (...) Que Su Majestad mandará reformar su casa y cercenar los gastos, atento a que los desordenados gastos acarrean nuevos tributos.
Que, por extrema necesidad que tenga, el rey no sacará ningún dinero de estos reinos para llevar a Flandes, ni a Alemania, ni a Italia, atento a que pronto paran los tratos en los reinos en que no hay dineros. También prometen que no permitirá el rey que hierro de Vizcaya, alumbres de Murcia, vituallas de Andalucía ni sacas de Burgos se carguen en naos extranjeras sino de Vizcaya y de Galicia, atento a que los extranjeros no puedan robar y los naturales tengan con qué ganar de comer. Que su majestad no dará castillo roquero, ca-sa fuerte, puente, puertas, torre si no fuere a hidalgos llanos y abonados, y no a caballeros poderosos que, en tiempos revoltosos, se puedan alzar con ellos. Que el rey no dará cédulas para sacar pan de Campos para Portugal ni de la La Mancha para Valencia, atento a que muchas veces el poderlo llevar allá lo hace encarecer acá. 
Y también prometen que el rey mandará reformar los trajes, tasar los casamientos, dar ley a los convites, reformar los monasterios, visitar las chancillerías, reparar las fortalezas y fortificar las fronteras, atento a que en todas estas cosas hay necesidad de reformación y aun de corrección.

FRAY ANTONIO DE GUEVARA (1480-1545). Epístolas familiares, nº LVIII

CLASIFICA EL TEXTO.

¿Qué tipo de texto es?

Es un texto histórico circunstancial que relata las peticiones de los comuneros. 

¿Es su autor contemporáneo de los hechos?

Si. 

¿A quien va dirigido el texto?

A los comuneros, a Carlos V y a los gobernadores de las ciudades de Castilla. 

ANALIZA EL TEXTO

¿Cuándo estalló la sublevación de las Comunidades ? ¿En qué territorios? 

 En 1520. En algunas ciudades de la Corona de Castilla, especialmente en Toledo, Segovia y Salamanca. 

¿Quienes eran los comuneros, gente del campo o de las ciudades? ¿Quien estuvo al frente de ellos?

Gente de las ciudades. Nobles de segunda categoría y maestros de oficios.

¿Por qué protestaban los comuneros? ¿Se pueden conocer todas sus quejas a partir de este documento? 

Fundamentalmente, por la escasa participación de la comunidad en el gobierno del reino; por la salida de España del oro, la plata y la lana; por los excesos de los consejeros flamencos de Carlos V; por las pretensiones de la nobleza sobre el patrimonio de la Corona y por la permanente ausencia de España por parte del rey. Se pueden conocer la mayoría de ellas. 

ANALIZA EL TEXTO.

Explica el significado de los siguientes términos o expresiones: Chancillería, hidalgos, encabezar las rentas. 
- Chancillería: tribunal superior de justicia, cuyas sentencias eran irrevocables, salvo en casos excepcionales en los que se podía recurrir al Consejo de Castilla. 

- Hidalgos: último escalafón de la nobleza. 

- Encabezar las rentas: realizar el tanto alzado con el que un grupo de contribuyentes satisfacía al tesoro público. 

¿Qué prometieron los gobernadores a los comuneros, según las palabras de fray Antonio de Guevara? 

Que los oficios y dignidades se concederán a los naturales y no a los extranjeros; que se recortarán los gastos de la Corona; que no se permitirá la salida de España de dinero ni de otras mercancías y que se recortarán las pretensiones de la nobleza sobre el patrimonio de la Corona. 

¿Por qué el monarca sacaba dinero del reino y lo llevaba a Flandes, Alemania e Italia? ¿Qué consecuencias tenía esto para España?

Porque lo necesitaba para pagar a las tropas imperiales destinadas en aquellos territorios y a los banqueros y asentistas a los que debía dinero. El aumento de los impuestos, el crecimiento del déficit de la hacienda pública, la compraventa de los cargos municipales y las bancarrotas del Estado. 

COMENTA Y VALORA EL DOCUMENTO. 

¿Qué papel mantuvo la aristocracia castellana respecto al movimiento comunero?

Se mantuvo al margen hasta que los comuneros alentaron los movimientos antiseñoriales para ganar apoyo popular. 

¿Cómo finalizó la sublevación de las Comunidades? 

Con la derrota de los comuneros en Villalar y el triunfo del autoritarismo regio. 

¿Qué postura triunfó, el autoritarismo regio o la de los comuneros?

El autoritarismo regio. 

¿Fue e la sublevación de las Comunidades un caso aislado o hubo otros movimientos similares a este? 

Hubo otras revueltas, como las Germanías, aunque las causas no fueron exactamente las mismas. 

¿Cuál crees que es la opinión del autor acerca de los comuneros? 

Una opinión favorable a la causa de los Comuneros. 


Debate: ¿Fueron las reformas del conde-duque de Olivares un intento de castellanizar Cataluña?



12. CLASIFICA EL DOCUMENTO. 

Es el Gran Memorial del conde-duque de Olivares, un texto histórico de carácter político que contiene el proyecto reformista del valido de Felipe IV.

El conde-duque de Olivares. Fue el valido de Felipe IV y tuvo las riendas del gobierno hasta su caída en 1643. 

Era un informe enviado al rey en el que Olivares expresó lo esencial de su política reformista. Perseguía reforzar la autoridad real y lograr la uniformidad en la legislación y la contribución a las cargas de la monarquía por parte de todos los reinos. 

13. ANALIZA EL CONTEXTO DEL REINADO DE FELIPE IV.

* La reducción de oficios y empleos cortesanos, la protección de las actividades artesanales y del comercio, la disminución de los gastos suntuarios, la abolición de los millones, la creación de una serie de erarios públicos y montes de piedad, algunas medidas para aumentar la población, y la creación de la Unión de Armas. Tuvieron escaso éxito, puesto que lesionaban los intereses particulares de los propietarios, las oligarquías locales y los comerciantes; hubo diversos motines contra la nueva fiscalidad , y las Cortes se negaron a aprobar la propuesta de los erarios y la introducción de un sistema tributario nuevo y unitario.

 * Fue muy contestada, como pusieron de manifiesto las rebeliones en Cataluña, Portugal, Nápoles y Sicilia. 

*  Relaciones con Holanda: la Tregua de los Doce Años había finalizado en 1621 y se habían reanudado los enfrentamientos con Holanda. En torno a 1624, los tercios españoles luchaban al mando de Spínola y conseguían sus mayores éxitos; se trataba ahora de una pugna por frenar el poderío comercial y colonial holandés. El final de la guerra entre estas dos potencias supuso la independencia de Holanda, que se obtuvo en la paz de Westfalia de 1648. 

*Relaciones con Francia: hacia 1624, España atravesaba una abierta política de enfrentamiento con Francia. Luis XIII, basándose en la política agresiva española en Europa, declaró la guerra a España en 1635 y, aunque las primeras campañas resultaron favorables a los ejércitos españoles, la derrota de Rocroi, en 1643, supuso el principio del fin. 

*Relaciones con Inglaterra: se mantenían los acuerdos de la paz de Londres de 1604 y los ingleses habían aprovechado la circunstancia para consolidar sus posiciones comerciales en el Atlántico; en 1657, España entró en guerra con Inglaterra como respuesta al apoyo que ésta estaba prestando a Francia. 

RESPONDE.

* Hacerse rey de España, sin hacer diferencias entre los distintos reinos. 

* Que la existencia de fueros debilitaba el poder real. 

* En el documento se mencionan dos medios: admitir a los habitantes de los distintos reinos en los oficios y dignidades de Castilla;  y provocar tumultos en los diferentes territorios y aprovechar para asentar y disponer las leyes de conformidad con las de Castilla. Porque no estaba justificado provocar tumultos. 

DA TU OPINIÓN.


DÉCIMAS SOBRE EL ESTADO DE LA MONARQUÍA.



CLASIFICA EL DOCUMENTO. 

* Es una sátira política.

* Francisco de Quevedo, uno de los grandes escritores del Siglo de Oro español. Calderón de la Barca, Cervantes, Lope de Vega... Autos sacramentales, obras de teatro, novela picaresca.

* Porque hubo una brillante y extensa actividad en todas las facetas artísticas y literarias.

EXPLICA EL SIGNIFICADO DE LAS SIGUIENTES EXPRESIONES. 

* España se encuentra en una situación muy difícil.

* Las guerras por el control de los Países Bajos y de los territorios italianos han provocado un ambiente de crispación social en España, donde las tropas italianas y castellanas se comportan, además, indisciplinadamente. 

* Cataluña no acepta el proyecto de uniformidad legislativa y contributiva que pretende Olivares, por considerarlo contrario a sus fueros y libertades.

* De manera irónica, expresa cómo la Monarquía Hispánica concedió escasa importancia a la rebelión de Portugal y concentró todas sus fuerzas en Cataluña. Esta actuación facilitó la independencia del reino.

RESPONDE.

* Porque en ambos territorios estallaron rebeliones con un carácter separatista. 

* Al conde-duque de Olivares. Porque no estaban de acuerdo con su proyecto de uniformidad y de castellanización de todos los reinos. 

* En el de Felipe IV. En la alusión a las rebeliones de Barcelona y de Portugal y la referencia de forma más o menos clara al conde-duque de Olivares. 

* Un valor fundamental al conectar, desde el punto de vista del escritor, las ideas del pueblo con los problemas de la Monarquía. 

* Si, por el marcado carácter crítico de estas décimas en expresiones como [España] ya monta a caballo más que a maravedís o [la guerra de Portugal] ¿qué ha sido? / Mucha costa y gran ruido. / ¿Y tanta jornada? Nada.

* Una composición literaria que recrea con un sentido crítico y moralizante la realidad política.  

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...