BIENVENIDOS

En España el respeto es revolucionario. Fernando de los Ríos.

Buscar en este blog

MILICIANAS.

Voluntarias de las milicias populares, Barcelona, junio de 1936.
Como en 1917 en Rusia, la división de género que dominaba las representaciones de la guerra civil europea es duramente puesta a prueba en España. En 1936 George Orwell lo constata cuando describe las calles de Barcelona, durante los primeros meses siguientes al levantamiento, donde los comportamientos, las formas de sociabilidad, e incluso los códigos indumentarios conocieron una repentina mutación. 
  María de la Luz Mejías, con un retrato 
junto a su marido, también miliciano.


En este contexto aparece una figura nueva: la miliciana, que se apropia de los caracteres tradicionales de la virilidad como llevar uniforme y armas, el arrojo y la participación en los combates, ella echa por tierra la visión católica de la mujer "ángel del hogar" poderosamente vehiculada por la propaganda franquista. Pero, a pesar del mito que se constituyen alrededor de esta figura ampliamente representada en los carteles republicanos, la miliciana sigue siendo una excepción. Las mujeres dominan la resistencia civil, desapareciendo poco a poco de las líneas de frente. 
Miliciano despidiéndose de su familia antes 
de ir al Frente de Aragón


A partir de 1937, una estricta división de género se impone también el seno del campo republicano, donde vuelve a prevalecer la consigna tradicional, "Los hombres al frente, las mujeres a la retaguardia". La propaganda republicana transforma a las mujeres en madres llorosas y en víctimas sufridas. En sus discursos inflamados, Dolores Ibárruri, la Pasionaria, lanza proclamas al mundo entero para que escuche "el grito dolorosa de nuestras madres y nuestras esposas". 
El imaginario guerrero termina por imponerse incluso en seno del POUM, el partido de extrema izquierda, que, sin embargo, organiza en 1936 batallones de voluntarias femeninas. Una foto nos muestra a estas militantes desfilando con una bandera que apoya la visión de la guerra como asunto de hombres: "!Vale más ser un viuda de un héroe que la esposa de un miserable". 


Manifestación de mujeres contra la guerra con el lema "Más vale ser viuda de heroe que mujer demiserable" del Secretariado Femenino del POUM. (Archivo Histórico de Salamanca).
Texto extraído de E. Traverso, A sangre y fuego. De la guerra civil europea (1914-1945). PUV. 2009.  Un libro excelente donde se contextualiza la relevancia de la idea de virilidad y la función de la alegoría femenina en el contexto de los enfrentamientos de entreguerras. 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...